Situada estratégicamente para defender la defensa de las nuevas fronteras francesas, Mont-Louis es una de las nueve ciudades edificadas en su totalida

Mont-Louis, una joya de la arquitectura militar.

En 1679, Luis XIV aprueba la creación de Mont-Louis, para defender el paso hacia el Rosselló. Inaugurada en 1681, Mont-Louis es el último punto defensivo desde el Mediterráneo. Creado ex nihilo por Vauban, es una pequeña joya de la arquitectura militar abaluartada de siglo XVII en el cual Vauban pudo expresar toda su creatividad. Además Mont-Louis ha mantenido su función militar : El centro nacional de entreno de comando de choque nº1 aún reside en la ciudadela.

Su historia se descubre gracias a las visitas guiadas de la ciudadela y del pozo de los condenados a trabajos forzados. En la iglesia podrán admirar los tesoros del arte barroco, y paseando por el camino de los pájaros, al pie de los baluartes,  van a apreciar la maestría de Vauban y la belleza del paraje.

La visita guiada a cargo de la oficina de turismo es indispensable para acceder a las visitas más interesantes de este patrimonio.

Las visitas guiadas que propone la oficina de turismo

“Asaltemos la ciudadela”

La visita cuenta la historia de la fortificación y su construcción. Durante la visita, van a penetrar en el recinto militar y en el pozo de los condenados a trabajos forzados. (Zona prohibida al público)

“Mont-Louis” a lo largo de los siglos

La visita del pueblo permite evocar caminando por las calles y admirando los diferentes edificios (caserna, hospital, iglesia) la urbanización de Mont-Louis desde su construcción hasta la fecha. Esta visita es complementaria a la visita de la Ciudadela.