El primer horno solar experimental del mundo, se halla en aquel lugar por la insolación que hay durante todo el año.

En 1947, el profesor Felix Trombe decidió quedarse a vivir a Mont-Louis y construir en 1949 el primer horno solar del mundo, dando un golpe de efecto en el mundo científico. Su puesta en servicio se efectuó en 1951, y ya sería una avanzadilla de su hermano mayor de Odelló por su capacidad y su tecnología. La villa de Mont-Louis, edificada por Vauban durante el reinado del « rey sol », rinde hoy pleitesía al « astro rey ».