El horno solar de Odelló, mayor que el arco de triunfo de París, es un horno que funciona con energía solar. Es uno de los más potentes del mundo.

Es una de las infraestructuras más importantes dedicadas a la ciencia del territorio. Es el primer horno solar con medidas semiindustriales que se construyó en todo el mundo. Su arco forma parte de los Monumentos Históricos desde 2009. En las instalaciones se encuentra el PROMES, una unidad de investigación científica que forma parte del CNRS (centro nacional de investigación científica), cuya reputación es mundial.