El tren Amarillo funciona todo el año y los horarios cambian en función de la temporada.

Los billetes se compran en las taquillas de las estaciones o directamente al revisor cuando la parada en una estación no es sistemática. En 14 de las 21 estaciones, el tren se para sólo si ustedes lo piden.